Libros Moda

Leyendo la moda: indispensables para una biblioteca fashion

Por Cintia Alvarez

Hace tiempo atrás leí una frase que me gustó mucho: “La mejor decoración de mi casa: los libros”. Para quienes pudiesen pensar que se los reduce a un lugar accesorio, basta aclarar (como si fuese necesario) el rol central que juegan, muchas veces, los complementos. Hablando de libros sobre moda, somos conscientes de que no podemos incluir su vasta bibliografía en este artículo. Pero bien podemos acercarnos a algunos títulos que merecen tener un lugar destacado en nuestra biblioteca. Desandar, de eso se trata. Un recorrido incompleto (pero no por ello menos interesante) invitará al lector, siempre ávido, a continuar el camino. O a buscar alternativas.

Dicen que sobre gustos no hay nada escrito pero sobre moda parece que hay bastante. Lejos de lo que pudiese imaginarse (y afortunadamente es un axioma que se abandona progresivamente) la moda involucra otras ramas como psicología, sociología, antropología, filosofía, historia, economía y política. Un (real) abordaje multidisciplinario. Pensarla aislada es erróneo. Y reduccionista. La moda está anclada en el tejido social. Tildarla de frívola, a esta altura, es un sinsentido. En este mundo complejo y cambiante, los libros de moda siguen el curso natural del ritmo de la sociedad.

“La moda es el espejo en el que se miran las sociedades en las que existe. Es a la vez un fenómeno cultural y un negocio altamente complejo y, como tal, reflejo de las actitudes sociales, económicas, sexuales y políticas de una época.” declara Mairi Mackenzie, autora del libro “Ismos para entender la moda”.

Entre los clásicos e imprescindibles, aparecen esos ejemplares que pretenden conservar su vigencia y a los cuales podemos recurrir siempre. Algo así como el little black dress (LBD) en cuestiones indumentarias. También, tenemos lecturas más actuales que dan cuenta de nuestro contexto más próximo. Casi como las tendencias de cada temporada, para continuar con la metáfora. ¿Comenzamos el recorrido por esta biblioteca virtual?

Empezamos por el “El sistema de la moda” de mi estimadísimo Roland Barthes. En esta obra, el semiólogo francés se centra en el análisis del texto escrito de las revistas de moda (prestando atención a la Alta Costura, la publicidad y la moda urbana). Cuestiona a la moda a través de la descripciones de la prensa. Esto le permite descubrir significaciones que originan un verdadero análisis semántico. Para él, la moda es un discurso. Un código de cada época que da cuenta del vestir femenino, una especie de vestido “escrito”.  A su vez,  despliega y extiende sus límites más allá de la semiótica para convertirse en una reflexión sobre este tema. Bienvenido seas siempre, Barthes.

Hablar de moda en términos filosóficos y antropológicos es remitirnos a Jean Brun y “La desnudez humana”. En este ensayo, el autor parte del concepto de desnudez como máscara humana. Su objetivo es lograr un análisis cultural sobre el desnudo. El vestido se considera moda cuando cede su valor de uso (ser abrigo) a su lugar de refugio y de escondite.  El individuo intenta superar la desnudez original – de la cual no podemos escaparnos- recubriéndose. Cambiar la piel mediante el cambio de indumento. Este rol nos iguala y nos diferencia con el mundo que nos rodea. Aunque suene paradójico apuesta a “disfrazar” la desnudez.

En un enfoque más sociológico encontramos “El lenguaje de la moda” de Allison Lurie.  El subtítulo “Una interpretación de las formas de vestir” nos brinda indicios sobre qué camino tomará la autora.  ¿Qué ves cuándo me ves? La vestimenta informa sobre gustos, profesiones, geografía, opiniones, personalidades y deseos de quien la porta. Para ella, los cambios a nivel indumentaria se producen a partir de deseos y necesidades y no por las decisiones de los diseñadores, lejos de lo que pudiera pensarse. En “Sociología de la moda”, Frédéric Godart resalta el valor central de la moda (entendida como industria) en nuestras vidas, definiendo identidades sociales, creando patrones de comportamiento y consumo. Unos zapatos rojos (y todo el poder de la seducción) en tapa nos tienta y nos invita a su lectura.

En un abordaje más histórico, el Instituto de Indumentaria de Kioto (Kyoto Costume Institute- KCI), a través de Fashion History, manifiesta la importancia del significado de la ropa (en este colectivo se incluye: prendas, ropa interior, calzado, accesorios) para hacer foco en la mujer occidental, desde el siglo XVIII hasta el siglo XX. Conocer la moda de los últimos siglos es posible gracias a este racconto fotográfico que considera a la indumentaria como una manera de evocar nuestro propia esencia, nuestro ser.

Por otra parte, hay libros que invitan a recorrer la identidad y trayectoria de diferentes referentes (y sus casas históricas). Coco Chanel aparece como indiscutida  en esta lista.  Para aquellos que quieran ahondar en su vida, “El Aire de Chanel” de Paul Morand es el libro indicado. Grandes dosis de confidencias sobre estilo, su visión intelectual y su particular universo. El allure de Coco se vive en cada una de sus páginas. Más cerca en el tiempo, pero abrazando el mundo Chanel se destacan: “Chanel. Las claves de un estilo” de Jerome Gautier. Experto en historia de la moda, realiza un recorrido sobre el trabajo de Coco y sus icónicos diseños (hablamos del famoso vestidito negro o su Chanel 2.55). Me permito rebautizarlo: Chanel. Las claves del estilo.

El nombre Chanel no puede dejar de asociarse a Karl Lagerfeld. El káiser, en colaboración con Carine Roitfeld, rinde tributo a la prenda emblemática del siglo XX que no agota su vigencia. La capacidad de adaptación de la chaqueta de tweed a diferentes estilos, se refleja en “The little black jacket”. Un tributo que busca dar cuenta de su historia (y su evolución ). Diferentes celebrities (entre ellas: Sarah Jessica Parker, Vanesa Paradis, Diane Kruger, Sofia Coppola, Uma Truman, Alexa Chung y la mismísma Anna Wintour) fotografiadas con el fetiche de la casa parisina.

Otros referentes de la moda tienen sus propias obras. Sólo por mencionar: “Cristobal Balenciaga. La forja del maestro (1896-1936)”, el cual trata sobre la vida del diseñador español y sobre su reconocimiento. En él se revela su importancia en la Alta Sociedad española y su igualdad frente a sus competidores parisinos. O bien “Christian Dior y yo”;  las memorias del diseñador pretenden respondernos todas las preguntas sobre el universo Dior. Acceder a los códigos y técnicas de la Alta Costura es posible gracias a la pluma del artista. Un (re)descubrimiento del mundo Dior.

Si hablamos de moda es imposible no relacionarla con la industria gráfica y si afinamos, aún más, Vogue aparece como la cabecera por excelencia. Si mencionamos esta revista nos referimos a Anna Wintour (sin olvidarnos de Emmanuelle Alt, Yolanda Sacristán, Anna Dello Russo) e inmediatamente pensamos en la “chica de pelo rojo”. ¿Quién pudiese tener el secreto o la fórmula de la admirada Grace Coddington? Quizás no puede traspasarnos su encanto personal, pero bien nos puede acercar a su vida para inspirarnos a través de sus memorias. Simplemente “Grace”. Allí repasa su historia como modelo, editora de moda y directora creativa. En sus páginas desfilan personajes conocidos  y anécdotas para atesorar. Te queremos, Grace. Y a tus memorias, también.

Bucear en las nuevas lecturas es un gran plan.  En materia de tendencias y estilos, las guías de moda ocupan un rol central.  Todos queremos saber los secretos que convierten a las mujeres en inspiración.  Por un lado, contamos con “La Parisina” de Inès de la Fressange (ícono de la elegancia). Nada mejor que la modelo francesa para contarnos sobre ese tan deseado chic parisino y ese je ne sais quoi. Por otro lado, si de focalizar en este espíritu se trata, el reciente “How to be parisian. Wherever you are: love, style and bad habits”, de Caroline de Maigret, entre otras autoras, es una muy buena opción. Un libro por parisinas y para todas las mujeres. ¿Qué tienen las  francesas que las vuelven únicas e irresistibles? Más allá de los tips y consejos, el humor y alegría se leen en sus páginas, para develarnos que nada mejor que la confianza en nosotras mismas.

Si hablamos de la chica it por excelencia no dudamos en responder que se trata de Alexa Chung. En su libro “It” (¿qué otro nombre podría tener?) brinda consejos de estilo para diferentes tipos de eventos, pensamientos y referencias sobre sus grandes inspiradores. Además, nos regala información sobre sus sitios preferidos del mundo en general, y de Londres, en particular. Su ojo ilustra la tapa como metáfora de su propia mirada.

Nina García, por su parte, expone en “El libro de la moda” cómo mediante nuestra vestimenta le contamos al mundo quienes somos y nuestra historia. La apariencia es parte de nuestra personalidad. Una guía para vestirnos de la mejor manera posible, cultivando el buen gusto y evitando los posibles fallos. La propuesta apunta a contar con la información necesaria para crear nuestro propio estilo. Apuesta a resaltar el estilo interno de cada uno a través del estilo externo, donde la moda juega un rol central.

La fotografía de moda tiene un lugar preponderante no sólo en su función específica, sino para entender el pensamiento y trabajo de muchos profesionales talentosos. “In your face” de Mario Testino trata sobre la muestra que lleva el mismo nombre (aquí pueden recordar su paso por el museo Malba). “Avedon Fashion”, de Richard Avedon, recopila sus más importantes imágenes como fotógrafo de moda.

Argentina cuenta con una tradición literaria exquisita. Susana Saulquin es un referente en esta rama. La socióloga centra su trabajo en la investigación y en el análisis del mundo textil. Algunos de sus títulos: “Historia de la moda argentina”, “La muerte de la moda. El día después”  hasta su reciente “Políticas de las apariencias”. Para aquellos que buscan un acercamiento paulatino, “Moda para principiantes” de Felisa Pinto, con ilustraciones de la querida Delia Cancela, es un buen inicio para recorrer las diferentes décadas, las tendencias y los hitos de moda.

¿Aportes de conocimientos? ¿Aprehensión para el entendimiento de determinado fenómeno? ¿Objetos de culto? Algunas lecturas son más simples y anecdóticas. Otras más profundas y requieren un bagaje cultural previo (en términos de Umberto Eco). Todas son bienvenidas.

Los libros que leemos hablan, sin duda, de nosotros y pueden dar cuenta de nuestra personalidad e intereses. Aquí celebramos la lectura. Nos atrevemos a parafrasear a uno de los emblemas del rock nacional argentino, Luis Alberto Spinetta: “Lean libros”…sobre moda. Por favor.

Cintia Alvarez

Licenciada en Comunicación Social y periodista de moda. Muy musical. Ama reír y leer. Adora los accesorios que hacen la diferencia, especialmente la personalidad y el humor.