Celebrities Moda

Madonna, el gran camaleón del estilo

Por Ludmila Llaver

Crucifijos, látex y máscaras S&M. En distintos niveles de desnudez, methandienone objednat Madonna se muestra sin tapujos en su última producción para la revista Interview de este diciembre. Fotografiada por http://southamptonfreelibrary.org/dbol-bridge dbol bridge Marcus Piggot y download Autodesk Smoke 2015 Mert Alas –conocidos por su favoritismo por la controversia y el desnudo- el ícono del pop muestra una vez más que su vigencia no caduca.

Con discount mixmeister fusion 7 56 años y más de 35 de carrera, no hay demasiado nuevo para decir de Madonna: revolucionó al mundo –y hormonas- desde el momento en que puso un pie en el escenario, y ese efecto no parece aminorar con el tiempo. Pero además de lo musical, hubo un aspecto de la diva que siempre llamó la atención, a veces incluso más que su música: purchase Slysoft Anydvd Hd 7 su estilo.

dianabol steroids review ¿Cómo empezar siquiera a describir el estilo de Madonna? El mundo no sabía lo que le esperaba cuando, el 27 de julio de 1983, la ignota chica oriunda de Michigan lanzó su álbum debut. El inconfundible cabello rubio platinado con raíces oscuras, las cejas pobladas y las decenas de pulseras de plástico tomaron al público por sorpresa, en lo que sería el primero de muchos icónicos looks que marcarían a toda una generación. La estética thrift shop –popularizada por Cindy Lauper- encontró una nueva encarnación en Madonna, quien nunca se intimidó ante los colores, la iconografía blasfema y las permanentes.

mamadonna
Pero la única constante de la británica, es que nunca se sabe qué vendrá después.

Madonna se ganaría su lugar legítimo de provocateur en 1984 con su video de Like A Virgin. Como si la letra de la canción no fuese controversial en sí, todo el outfit de acompañamiento para su video generó revuelos: con un provocativo vestido de novia de encaje, un rosario de collares y el ya icónico cinturón de Boy Toy, el mundo se revolucionaría con las andanzas de Madonna, quien sabía mejor que nadie cómo pararse entre lo naïve y lo travieso.

Impredecible y camaléonica, los 80 la verían moverse entre extremos: femenino y masculino, sutil y abiertamente sexy, chica New York y alta moda. ¿Quién puede olvidarse del slip negro del video de Like a Prayer? ¿O el fabuloso –y altamente imitado- power suit de Express Yourself? Reinventándose sin miramientos, su cambiante estilo sería estudiado e imitado por millones de mujeres alrededor del mundo, imponiendo casi inmediatamente cualquier tendencia que eligiera.

mamadonna like a virgin

Los 90 llegarían de la mano de uno de los looks más emblemáticos de la diva, y que marcaría una amistad que sigue en pie hasta hoy: el corpiño cónico diseñado por download microsoft project standard 2016 Jean Paul Gaultier. El tour Blonde Ambition incorporó los diseños del mítico diseñador francés, quien inmediatamente se convirtió en un favorito, encontrando ambos inspiración en el otro: Gaultier vestiría a Madonna para sus shows y red carpets, y Madonna caminaría en las pasarelas para él.

Otra de las etapas emblemáticas de Madge vendría junto a su papel de buy prohormones online Evita. Incorporando elementos estilísticos de la primera dama Argentina, Madonna iría más allá de la ficción, haciendo las rondas en las premieres en outfits mucho más conservadores y señoriales de lo usual. De la mano de diseñadores de la talla de cheapest clenbuterol Versace, la cantante y actriz mostraría un lado elegante y recatado, pero siempre con toques propios.

mamadonna3

Los años seguirían pasando, y junto a ellos Madonna se inventaría nuevamente para deshacerse y volver a comenzar. Su etapa gótica y más melancólica de la era Frozen –de estricto cabello negro e inspiración asiática- daría paso al simplismo y la desfachatez verdaderamente estadounidense de American Life (¿quién puede olvidarse de Madonna en jean, musculosa y con una tiara?). La madurez no sería sino un detalle para la polifacética británica, quien con su álbum Confessions on a Dance Floor traería de vuelta con un boom la estética disco (con leotardos hechos a medida por Jean Paul Gaultier y todo) y las giras de Hard Candy y MDNA estarían pletóricas de estilos y looks diversos, algunos de ellos custom-made por download Mathworks Matlab R2012b Riccardo Tisci para Givenchy.

Tener una carrera de más de 35 años es un sueño que muy pocos artistas han podido lograr, pero aún más admirable –y difícil- es tener una carrera así de larga sin ser redundante. Y esa es, tal vez, la esencia de Madonna: su capacidad de hacerse imprescindible, de mantener al mundo al borde de sus asientos, resignado a no poder predecir qué vendrá adelante. Marcando a generaciones, la indiscutida reina del pop sigue siendo una fuente inagotable de inspiración, tanto musical como fashion.

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.