Música

Manu Chao en Argentina: Armando lío

Por Gustavo Cremonini

|Por Gustavo Cremonini @cremoninidg

La banda es sinónimo de fuerza, de lucha, de compromiso; es poco común encontrar tres frontmans juntos en el mismo escenario, capaces de llevar adelante un show por si mismos. Manu, Gambeat o Madjid son imprescindibles, un frontman y dos showmans queda mejor.

En español, francés o inglés el discurso siempre es el mismo; por eso cada destino tiene un fin, apoyar las causas locales, siempre que sean válidas. En septiembre estuvo en Arizona y Nueva York, apoyando Occupy Wall Street. Y en Córdoba también tuvieron lugar quienes tienen algo para decir y no suelen tener un micrófono a mano.

La Ventura pasó por Córdoba y dejó nuevamente sin aire a muchos, ametrallando su guitarra cada tanto y golpeando contra su pecho el micrófono nos muestra su fortaleza y solidaridad. Pasadas las 20 hs, comenzó la primera banda soporte; pantalones anchos, rap y reggae acompañaron la llegada de la gente. Los colores rojo, amarillo y verde, y por qué no el negro, fueron colmando el lugar. Se llenó, las entradas estaban agotadas.

Casi dos años después (20-11-2009) volvía Manu; había dejado el mejor de los recuerdos: fuerza, alegría y mucha música. No es casualidad que se repita el lugar, en General Paz Juniors están cómodos, ningún superdomo es el lugar correcto para sus canciones, para su discurso.

Jean Michel pisó el escenario y pidió a gritos: –Ruido, auuuuuuuaaaaa! –Y el ¿qué pasó, qué pasó? desató dos horas completas de canciones, locura y bajadas de líneas muy concretas–. El calor se convirtió en color, un infierno desequilibrante. Pasaron Mr. Bobby, A Cosa, Bienvenida a Tijuana, Por la carretera, y una rara versión de King of bongo.

La vida tómbola, Me gustas tú, Mi vida, fueron un preámbulo al discurso de las causas defendidas: reclamos por la defensa del agua, la minería contaminante a cielo abierto en Córdoba. Más tarde, tuvo su lugar la gente de La Luciérnaga, que busca la derogación de la “Ley de merodeo” o la “portación de cara”, como se dice por estos lados. Acompañaron el momento las estrofas rapeadas del Negro Chetto.

–Los necesitamos para los coros –pidió Manu en Les Rues De L’hiver– y el púbico estuvo, el público siempre está. Llegó Minha maconha (versión de Minha galera); Machine gun, todo fue fiesta y alegría, y mucho calor, estaba lleno.

Estrofas de Iron Lion Zion, El hoyo, Por el suelo, y Mala vida fueron parte del final del show que pareció interminable, nadie quiso que eso suceda. Siempre nos quedamos con ganas de más, y Manu volverá, porque son muchos los que necesitan de su apoyo, cada causa es parte de su vida, cada estrofa es parte de una causa.

–¡Armando lío! –dijo en La vida tómbola– jugando con las palabras, sabemos que se refería a Diego Armando y su capacidad para generarlos. Por otro lado pudo ser un guiño para Diego y para Messi, nunca lo sabremos… si sabemos que Manu Chao pasó por Córdoba y armó uno muy grande.

Gustavo Cremonini

Hizo un blog sobre su amado Barrio General Paz y fue suficiente para tenerlo con nosotros. Fanático de los deportes, la música, en Negro&White escribió su primer nota, sobre Manu Chao