Una noticia ayer sacudió la industria fashionista internacional. La directora de la edición francesa de Vogue, Carine Roitfeld anunció su salida de la legendaria publicación.

Como en un giro inesperado, al estilo del The Devil wears Prada, la editora nos ha sorprendido con su decisión. Carine que lleva 10 años en la revista confiesa que es tiempo de hacer algo nuevo y diferente.

Creadora del “erotic chic” es sin duda una de las editoras de moda más influyentes del mundo.

Famosa por colmar a Vogue de una visión arriesgada y lasciva, por convertir el juego entre la parte más sensual de la mujer y la manera de vivir la moda. Rompió récords en niveles de circulación, a nivel comercial resultó todo un éxito, pero lo más increíble era el trabajo visto dentro de cada página.

Muchos lamentan su  marcha en especial los directivos de Condé Nast Intertnational (editorial a la que pertenece la “Biblia de la moda”), que afirman:

“es imposible exagerar la poderosa contribución de Carine a Vogue y todos los campos de la moda y sus publicaciones”.

Bajo su dirección, Vogue Paris ha incrementado a niveles impresionante sus publicaciones y su éxito editorial”.

“Gracias a ella la revista se ha establecido como una de las más icónicas del mundo”.

A sus 56 años Carine, quien ha marcado la historia de Vogue París con su increíble talento como estilista y editora, confiesa que aún no tiene planes a futuro y que no está segura de lo que hará después.

Ahora, la otra pregunta que viene a la mente de todos es: ¿Quién ocupará su lugar?  ¿Será Emmanuelle Alt, la mano derecha de Carine, quien la suplirá?

Pocas son las candidatas que podrían llenar el vacío que deja. Lo único cierto es que ella es alguien difícil de reemplazar. Carine Roitfeld ya es leyenda.

Naty Rivarola

Como muestra de lo arriesgada que puede ser Carine no dejes de ver su colaboración en el calendario 2011, con el que despide su reinado, considerado ya el más ardiente del próximo año.