Música

Amy Winehouse: Hasta siempre, incorregiblemente única

Por George Blanco

 

anavar cycle Amy can you actually buy instagram followers Winehouse fue encontrada muerta el buy active followers for instagram 23 de julio de 2011, cerca de las 2 de la tarde (hora argentina), en su departamento del barrio londinense de clenbuterol cycle Candem. Entre las causas, se presume que devumi buy facebook likes murió de sobredosis.

La voracidad con que medios y público consumen la información en la nueva era, tampoco dejaron pasar su muerte. Al momento de escribir esta nota, a las clenbuterol dosage 14:14 PM, Wikipedia ya actualizó su pagina de Amy Winehouse.

“Fue una cantante y compositora inglesa, conocida por sus mezclas de diversos géneros musicales, incluidos entre ellos el soul, jazz, R&B, rock & roll y ska, comienza el artículo. Ese doloroso contraste entre el talento y esa voracidad antes mencionada, la misma que no la dejó en paz un minuto de su vida desde que asomó como una de las promesas británicas más importantes de los últimos tiempos.

 

Back To Black supuso una verdadera revolución en la industria, que a diferencia de tanta chatarra emergente en el siglo 21, tenía a un disco poderoso, terriblemente confesional, con Amy como después la conoceríamos y como murió: autentica, abrumada, increíblemente talentosa.

Mientras escribo esta nota, me corre una sensación de dolor, que no tiene respuesta más que aquello que decimos de los grandes, eso de que “en esta tierra no tienen lugar”. De pena porque me desperté mas de una vez con la canción que aquí arriba pueden escuchar, porque su arte me conmovía.

 

Rehab fue una especie de confesión, una mas de Amy para con el mundo. Las ventas de la canción se quintuplicaron en días y la revista Billboard la tuvo por semanas en el tope. Estados Unidos se rendía a sus pies, al mismo tiempo que Inglaterra comenzaba, una vez mas, a sacar y fabricar talentos, fenómenos del que hoy puede jactarse Adele. Frank, su primer álbum, cosechaba buenas criticas en Reino Unido, justo cuando empezaban los problemas de Amy con la droga y el alcohol.

Los problemas parecieron esparcirse y empezaron las idas y venidas con su hasta ese momento exposo, Blake Fielder-Civil, caso que finalmente derivó en la Corte de Inglaterra y por lo que los medios sensacionalistas, con The Sun a la cabeza, hicieron una verdadera novela amarilla. A partir de ahí Amy no supo de barreras para su talento. Sacó BIB, aumentó su cuenta bancaria en proporciones magnificas, ganó Grammys y supo del reconocimiento de todo el mundo. Injustamente, no podía entrar a Estados Unidos por sus causas por posesión de drogas y su capitulo violento con Fielder-Civil. La condena, lejos de estar detrás de las rejas, era aún mucho peor: No la dejaban ser.

 

“El impresionante Back To Black (2006) la mostro en su mejor momento y a la vez en el peor. Quizás ese sea el tempo justo de una de las últimas inglesas del pop. No hay equilibrio en el medio, esta en su sangre y parece estar condenada. La condena su pasado, su presente y su futuro. La condena su arte, sus miserias y sus creaciones. Quizas aquel disco sea recordado como el hijo pródigo de la nueva era en donde éxitos musicales y escandalos van de la mano”, escribió este autor hace algún tiempo.

Un intento por grabar en Jamaica con su consecuente rehabilitación (el paraíso de la marihuana no era el mejor lugar), mas una canción tributo a Quincy Jones fueron lo últimos intentos de Amy para relacionarse con la música, con su esencia. En la tormentosa relación con su público y la critica, se metió en el medio Pete Doherty, con quien zapó en varias ocasiones además de mantener una relación atípica. Pete, el menos indicado para ayudarla aunque con el mismo calibre de creatividad.

Sus continuos problemas de alimentación y el consumo irrefrenable de cocaína y extasis, saltaron una vez mas a la luz -y sin que nadie hiciera nada- en Belgrado, el 18 de junio pasado, cuando en un concierto celebrado en esa ciudad, tambaleó lo suficiente para no poder cantar, despertando silbidos y criticas en todo el planeta. Tal vez, el destino, egoísta, no quisó darle otra oportunidad.

 

Aquella vez, el mundo era testigo de como una promesa se derrumbaba al tiempo que comenzaba a inmacularse, sin querer, entre los grandes hitos de la música contemporanea.Le bastaron sus canciones, su personalidad arrolladora, su talento para mezclar sonidos que iban desde el soul y el jazz al pop y el R&B, con una voz impresionante, exquisita, que significó un verdadero hallazgo en la música.

“Me engañé a mi misma, como yo sabía. Te lo dije, yo soy problemática, tu sabes que no soy buena”, canta en You Know I’m Not Good. Amy Winehouse se apagó a los 27 años, aunque inmediatamente entró entre los artistas mas grandes de la nueva era.

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.