Música

Muse en vivo: Supermasivo

Por Mauri Llaver

Ver a Oxymetholone iran hormone review Muse se acerca mucho a lo que me imagino es una experiencia religiosa. Tanto en los recuerdos de su show el pasado http://steroidsbesthgh.com/facts-about-anabolic-steroids_ak/ Facts about anabolic steroids 13 de octubre enBuenos Aires, en el marco del Letrozole endometriosis side effects Personal Fest, como en el nuevo disco/DVD/blu-ray Creatine hcl with dianabol Live at Rome Olympic Stadium (estrenado el 5 de noviembre del año pasado en cines de todo el mundo), una sola palabra me resuena en la cabeza: épico.

Partiendo de la base de un sonido realmente notable, tanto en la calidad como en el perfecto equilibrio entre la fidelidad al disco y el twist diferenciador del show en vivo, los ingleses construyeron uno de los que, sin duda, es de los shows más impresionantes del mundo actual. Basta con ver la magnitud del escenario enclavado en el http://steroidsbesthgh.com/can-i-take-cytomel-and-synthroid-at-the-same-time_zc/ Can i take cytomel and synthroid at the same time Estadio Olímpico, las columnas que escupen fuego, e incluso las neuronas gigantes a cada lado del escenario para darnos cuenta que http://steroidsbesthgh.com/winstrol-for-veterinary-use_ak/ Winstrol for veterinary use Muse apunta a la grandeza, y acierta.

Sin dejar de destacar el impecable trabajo de cámaras, y con un setlist cargado de http://steroidsbesthgh.com/nolvadex-dosage-on-cycle-for-gyno_l4/ Nolvadex dosage on cycle for gyno The 2nd Law y The Resistance, sus últimos dos discos de estudio, pero con clásicos como Time is Running Out, o Knights Of Cydonia, Bellamy & Co. demuestran que el rock de estadios no está muerto, más bien todo lo contrario. Desde las imágenes de un Papa Francisco animado bailando Panic Station, hasta la intesidad de Hysteria, pasando por performances en vivo durante Animals y Feeling Good, el espectáculo no deja de ser, valga la redundancia, espectacular.

Si bien se trata de un trío y tanto Dominic Howard (baterista) como Chris Wolstenhome (bajista) son enormes músicos, no cabe duda que el alma de Muse se encuentra personificada en Matt Bellamy. Probablemente uno de los frontmans más notables de la actualidad, el esposo de Kate Hudson (para nada mal, ¿no?) tiene en claro que la gente quiere un show, y no falla en cumplirlo. Armado con un ejército de guitarras, una pedalera de efectos más que envidiable, y en ocasiones de un piano también, logra transmitir perfectamente -e incluso exacerbar- el sonido de los discos de estudio. Creo que le podemos perdonar el mal gusto en zapatillas, ¿no?.

Y como para cerrar con algo más tangible, las que estuvieron aquella noche en GEBA, saben que lo que se ve en el DVD no es nada comparado con la sensación de vivir tal evento en carne propia. Arrancando con el discurso termodinámico de Unsustainable, y cerrando con el coro masivo de Starlight, cada instante de esta tercera visita a nuestro país -tras dos shows en julio del 2008 en el Gran Rex y otros tres como teloneros de U2 en La Plata en el 2011-fue un lujo para los cinco sentidos.

Acompañados de una puesta en escena más humilde en comparación con la que se ve en el DVD, pero de todas formas muy interesante, el trío (junto con un músico extra) dejaron a los 35.000 presentes en éxtasis total. Éxtasis que luchamos por mantener hasta el día de hoy, esperando que la próxima pasada del huracán que es Muse nos vuelva a sacudir.

We will be victorious, anuncia Bellamy en Uprising. Definitivamente tiene razón.

Mauri Llaver

Estudiante de Doctorado en Química pero amante de la escritura. Lleva el periodismo en la sangre y los pelos al ritmo de su playlist rockero.