Música

Nubes en mi Casa, el futuro nunca fue mejor

Por Franca Garat

Ser de Buenos Aires, pertenecer a un sello discográfico independiente de México, editar el último álbum en Perú y haber tocado en el SXSW Festival en Austin, Texas, es una manera de poder resumir su trayectoria. Ellos son Nubes en mi Casa. Ya van por un segundo álbum y se encuentran rompiéndola por distintos países con su dulce indie pop.

Todo comenzó cuando Josefina Mac Loughilin (en guitarra y voz) tenía algunas canciones grabadas en un antiguo casette de cuando tocaba por pedido de amigos en sus cumpleaños. Por un amigo en común este casette fue a parar en manos de Hernán Dadamo (guitarra) quien le propone trabajar en esas canciones que dieron forma al primer disco de Nubes en mi Casa, en el cual colaboró Norman Mac Loughlin como productor y necesitaron los aportes de Javier Diz en las baterías ya que eran solo un dúo. En el estudio, el disco fue tomando forma de banda, más tarde se incorporaría Hugo Amor en batería y en la actualidad Pablo Pérez en bajo y Noelia Portela en teclados.

Ustedes forman parte de un sello mexicano, ¿cómo lo viven?

Fue una sorpresa cuando recibimos la oferta de Molécula Records para editar nuestro primer disco. Todavía el disco no había sido terminado y ellos escucharon unos demos colgados en MySpace y nos puso muy contentos ver que querían editar nuestra música, estamos eternamente agradecidos por eso. Nuestro segundo disco también fue editado por el mismo sello y eso género aun más apariciones en medios de México y aún más amigos que se suman cada día que nos preguntan cuándo vamos a ir a tocar allá. Pondremos todo de nuestra parte para que el año próximo pueda darse.

¿Cómo hicieron para que su disco sea editado en el exterior?

Tanto con Molécula Records de México como con Plastilina Records de Perú, se dio en los ambos casos vía Internet, luego que escucharan nuestras canciones. A decir verdad, nos sigue resultando un tanto extraño que nuestro disco se consiga en lugares tan lejanos como Estados Unidos, España, Alemania o Japón y aún nos falta su edición Argentina.

En sus shows en vivo intentan transmitir parte de lo que han vivido, pasándolo por el filtro de vibración musical que más les gusta siendo el de trabajar las canciones en cuanto lo que son los arreglos y sonidos. También juegan mucho con el plano visual, con el agregado de algunas proyecciones para la ocasión. Al momento de hablar de sus influencias declaran que son incontables y varían con su estado de ánimo. Disfrutan escuchar de muchas bandas de diferentes estilos, pero destacan a Flaming Lips, Yo la tengo, Broadcast, Nick Cave, entre otros.

¿Cómo fue la experiencia de tocar en el SXSW? ¿Les quedó alguna anécdota?

Fue una semana inolvidable. Al comienzo nos costó caer que estábamos tocando en un festival de la talla de lo más importantes junto a artistas de todo el mundo, dimos dos shows y presenciamos varios más. Anécdotas hay cientos, desde terminar de tocar y que venga gente de Venezuela a decirte que te escucha desde hace tiempo hasta perdernos en las calles de Dallas el ultimo día antes de ir al aeropuerto. Creo que una de las más graciosas tiene que ver con periodistas preguntándonos que opinábamos de la elección del Papa argentino (que sucedió el mismo día de nuestro primer show) y nosotros no teníamos idea de lo que estaban hablando.

¿Qué planes tienen para el futuro?

En el verano vamos a empezar a trabajar las canciones que serán parte de nuestro próximo disco. Mientras, queremos seguir presentando “Me Suelto y Vuelvo” más que nada afuera de Buenos Aires. Para mediados de febrero, Plastilina Records nos invito a participar de su festival “Sueños en Espiral”, en Lima, junto a otras bandas argentinas. Luego de eso esperamos poder seguir subiendo, quizás repetir la experiencia SXSW, pero más que nada cumplir con la invitación de poder tocar en México.

Una voz que parece venir del otro lugar, cargada de romanticismo mientras es acompañada con dulces acordes y una batería que marca el ritmo indie. En Me Suelto y Vuelvo hay canciones como Cuerpo, que dicen “Te afirmo que no y te niego que si, y te veo salir, creo que me aturdís.” cuentan aquella parte triste y oscura de una relación, cuando ya no queda más nada, esta desgastada y se lucha frente una parte que quiere huir. También tienen otras como Aceleremos, donde se ve el amor reflejado como un poder que mueve las cosas positivamente. El amor promueve alegría y hace que el cuerpo perciba más los sentidos y otros sentimientos. Eso es algo que Nubes en mi Casa demuestra: la sencillez en los actos suelen ser los mejores y son los más merecen ser tenidos en cuenta.

[bandcamp album=2266166763 bgcol=FFFFFF linkcol=4285BB size=grande3]

 

Franca Garat

Es curiosa por la música, divertida y se deja llevar por lo que le gusta para escribir. Estudia periodismo y tiene un amor platónico con varios raperos.