Sports

No te vayas nunca, Palermo

Por George Blanco

|Por George Blanco @georgeblanco

Esta tarde, http://jedaware.com/testosterone-on-women Testosterone on women Martin Palermo dejará de ser una persona para pasar a ser un goleador con carácter de inmortal, que para muchos superó la barrera de lo desconocido. Aquello que tiene que ver con ser el goleador más grande del club que le abrió las puertas, Boca, que hoy ama y eligió para su despedida. Tiene que ver con hacer goles de todo tipo, de todas formas. De superarse una y otra vez, superando adversidades, éxitos y fracasos. Low testosterone treatment for women Palermo, su principal virtud, es conocer todos y cada uno de esos rincones. Les sacó provecho, construyó a partir de eso y hoy es estatua viviente. Se retira con 227 goles, marca que comparte con Sanfilippo, aunque todavía le queda un partido. Lo que repiten hasta el cansancio, sin poder creerlo: goles con derecha, con izquierda e incluso con las dos piernas. De chilena, de mitad de cancha, y de cabeza, desde los 40 metros. Con los ligamentos rotos, volviendo de lesiones y con definiciones un tanto extrañas. No conforme con eso, Martín Palermo, además de escribir la historia, creó el escenario perfecto. Lo acondicionó, lo hizo a su medida. Difícil de igualar. Y ahí es donde no existen más las palabras. http://historyarticles.com/nandrolone-decanoate-and-winstrol-stack Nandrolone decanoate and winstrol stack Hay que volver a vivirlo.

Los números, las estadisticas

Vs. River, por los cuartos de final de la http://steroidsbesthgh.com/testosterone-enanthate-raw-powder-buy_m6/ Testosterone enanthate raw powder buy Libertadores 2000

Gol de mitad de cancha a http://festejossantairene.com/?top=crazybulk-clenbuterol-reviews Crazybulk clenbuterol reviews Independiente, también con la camiseta de Boca

Una tarde, en su casa, hizo un gol de cabeza desde…40 metros

No puedo escribir nada más acá

Lloramos todos. ¡Cuánto luchaste, cuánto te lo merecés!

http://royalmaderavineyards.com/proviron-increase-sperm-count Proviron increase sperm count En mi blog, un recuerdo: “Una mañana junto a Martín Palermo”

La niebla confundía la mañana en  http://kenwoodliquors.com/proviron-pct-anavar Proviron pct anavar Buenos Aires. El otoño apenas mostraba indicios y la rutina se hacia presente en http://kokinetics.com/anadrol-test-e-deca-cycle Anadrol test e deca cycle Casa Amarilla. Y entonces apareciste en medio de flashes y preguntas puntiagudas, siempre doblemente intencionadas. Transitabas una lesión, una de las tantas que intentaron -sin éxito- derrumbarte en tu camino a la gloria. Te pedí la foto, te dije lo mucho que te admiraba, me agradeciste y te vi entrar al departamento de kinesiología junto all PF. En el camino a casa, en el de todos los días, casi como una avalancha de información difícil de procesar, se me vienen a la cabeza todos tus goles, tus hazañas, tus lecciones de vida. Tu película también debería decir que hiciste que padre e hijo se dieran uno de los abrazos más sentidos de sus vidas, o que iluminaste los tiempos sombríos de alguien que necesitaba una alegría. Esa mañana, ese momento, fue eterno. Tanto, que me parece que fue ayer cuando invadido por la felicidad lo llame a mi viejo para contarle que me había sacado una foto con  Masteron enanthate forum Palermo. Gracias a Dios, gracias a la vida, pude seguir contando tus goles,escribiendo mi admiración por los colores que ambos amamos, los de Boca. El resto ya es historia a través del tiempo. Historia que me acompañó durante gran parte de mi vida. No intentare hacer un recuento tus grandes momentos con el gol, pero si destacar, si es que me permiten, los que representaron mucho para mi. Empezando por el que le hiciste a River aquella noche de Libertadores. Esa noche volvías con el alta médico bajo el brazo después de la lesión, casi como una respuesta a quienes te subestimaban. Esa noche le hiciste un gol a River dejando afuera de la copa que mas tarde seria tuya. En mi improvisado top 3, siguen los dos a  Real Madrid. Esa mañana entendí que tu romance con Boca había comenzado para no terminar nunca mas. Esa mañana fuiste campeón del mundo con el club al que le darías gran padrees tu vida. El gol a Perú me encontró sorprendido, invadido por las lagrimas y con una certeza: la alegría fue por saber que ese gol en tiempo de descuento significaba que había mundial para Argentina, pero más porque confirmaba que tu película parecía no tener fin. Eras demasiado grande, habías cambiado criticas e imagen con los colores de la selección, por gloria. Mucha gloria. Y entonces, todos quedaron deslumbrados. Agacharon la cabeza y se rindieron a tus pies, a tu leyenda.

Hoy vuelvo a mirar esa foto que describo al comienzo. La abrazo, la uso de amuleto, vuelvo a apreciar cada instante, con un dejo de melancolía y satisfacción al mismo tiempo. No puedo creer que esta vez te vayas a meter en el túnel para no salir nunca mas. Eso si, las voces de la pasión, dicen, son imposibles de callar. Y mientras termino estas lineas a modo de homenaje, de mi homenaje, siento como el aire trae los vientos de la grandeza, a la vez que amplifica el “Palermo, Palermo, Palermo…”

Gracias por tanto, te llevo en el alma, Titán. Hasta siempre


 

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.