Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Entrevistas Sociedad

Change.org: clics que cambian historias

Por Carola Cinto

Una madre que pide a la obra social que cubra el tratamiento de su hijo, una defensora acérrima que reclama la aplicación de la Ley del Maltrato Animal ante la “selfie mortal” del bebé delfín, una indignada que reclama al Congreso para que Milagro Sala no represente a los argentinos en el Parlasur. Y así podríamos seguir con las miles de peticiones y los más de 3 millones de usuarios que se sumaron desde el año 2012 a la famosa plataforma de reclamos: Change.org.


Y es que una de las potencialidades de dicho emprendimiento es la inmediatez. Tanto para quién reclama como para aquellos que deciden apoyar una causa. A la hora de crear una “petición”, la persona que realiza el reclamo debe remitirlo al correo electrónico o perfil -ya sea de Twitter o Facebook- de quien se supone responsable, sea un funcionario del gobierno nacional o el padre de su hijo. Mientras que, cuantos más usuarios adhieran con tan solo un clic desde sus smartphones, mayor será la presión y visibilidad que ese reclamo perciba. Para Gastón Wright, director de Change.org en nuestro país, el crecimiento del uso de redes sociales y teléfonos inteligentes es una de las principales explicaciones del aumento espectacular de adherentes a dicha plataforma: “Actualmente hay cerca de 3 millones de usuarios argentinos. De ellos el 60% utiliza sus teléfonos móviles para firmar peticiones”, comenta.

Una radiografía es una imagen que nos permite detectar fisuras, soldaduras, grietas, poros y defectos materiales de los huesos que componen la totalidad de nuestro cuerpo. Casi al unísono podemos decir que una iniciativa como Change.org aporta una precisa “imagen” acerca de cuáles son las fallas, discontinuidades y reclamos que presenta el “cuerpo” social frente a una determinada coyuntura nacional. “Plataformas como Change.org forman parte de un entramado social y un contexto socio-político muy dinámico. Cuando vemos que determinadas situaciones toman lugar en la agenda del día, inmediatamente notamos su efecto en la aparición de una o más peticiones dentro del sistema. Es un poco un termómetro de lo que pasa en la sociedad” coincide Gastón.

Durante el 2015 pudo verse una clara abundancia de peticiones relacionadas a temas de justicia (como la causa Nisman o el caso Campagnoli), cuestiones legislativas o políticas; tendencia marcada profundamente por el ajetreado calendario electoral que atravesó la Argentina. Las cuestiones de salud ocuparon el segundo lugar, siendo las de mayores victorias obtenidas; seguidas de cerca por los reclamos en educación como el mejoramiento edilicio de alguna escuela, la contratación de más maestros, etc. Por último las cuestiones de derecho animal  cierran el top five de temáticas en nuestro país.

Ahondando un poco más en el análisis de esa “imagen social” podemos apreciar un cambio en la forma de participación de las personas en política. Para Gastón Wright, que no sólo es director de Change.org Argentina si no también politólogo, este cambio está resultando en la formación de “nuevos tipos de ciudadanos que ya no deben participar movilizándose hacia la plaza más importante de su ciudad si no que pueden hacerlo desde el sillón de su casa a través de internet. Este nuevo prototipo es el ciudadano que ve los medios online como una plaza pública”. Sin embargo, esto no implica la desaparición de los canales tradicionales de participación política sino más bien la aparición de nuevas formas que ayudan a reducir la brecha entre representantes y ciudadanos: “tendemos a pensar la democracia como un proceso que ejercemos cada cuatro años, pero en realidad es participar diariamente generando diferentes alternativas de presión o generando determinadas demandas hacia los representantes. Y justamente, plataformas como la nuestra, logran hacer que esas demandas fluyan de manera más efectivas”, agrega.

Más allá de la popularidad que está adquiriendo la plataforma entre los ciudadanos, los políticos también tienen los ojos puestos sobre los reclamos que aparecen en Change.org. “Somos conscientes de que las comisiones del Congreso están integradas por diferentes diputados y senadores que están permanentemente viendo qué es lo que está ocurriendo en el sitio. Lo que buscan es darle mayor identidad o solvencia a sus proyectos, monitorizando aquellas peticiones que coinciden con sus intenciones y que, por lo tanto, resultarían en un apoyo directo”. Como eco de esto, Change.org lanzará en las próximas semanas la opción de que los políticos puedan tener un perfil certificado dentro de la plataforma y así puedan responder directamente las peticiones que los tienen como destinatarios.

Dejando de lado los abundantes reclamos de siempre, existen algunos otros que no son muy populares entre las tendencias argentinas; entre ellos los de racismo, discriminación, preferencias sexuales. “Yo creo que hay algunos nichos de temas que tienen que ver también con el nivel de madurez que tiene la sociedad. La sociedad argentina ve determinados temas como aquellos que quiere esconder, aquellos que todavía no los puede verbalizar de tal manera que tengan un impacto en la plataforma”, analiza el Wright politólogo. Y se anima a predecir: “yo creo que ese va a ser el gran salto cualitativo en los próximos años. Vamos a empezar a ver dentro de Change.org temas que la sociedad argentina los tiene negados y escondidos”.

Una “imagen” del entramado social argentino que combina grandes problemas políticos con obras sociales que no cumplen, escuelas que carecen de infraestructura con leyes que necesitan ser aprobadas para cubrir algún vacío legal. Aparecen también las grandes “fisuras” que hacen desaparecer los reclamos por discriminación, homofobia, racismo, aunque también está la gran excepción a todo esto: los femicidios. Desde el 3 de junio del 2015, es un tema recurrente entre las peticiones de Change.org. Salió de esa zona donde la sociedad argentina guarda aquellos problemas “negados y escondidos” para posicionarse entre las más nombradas. Quizás esa “justicia” que muchos estamos esperando está tan sólo a la alcance de un “clic”.

¿Utopía? “El Congreso argentino aprueba la Ley de imprescriptibilidad de los delitos de abuso sexual”, “Aprueban tratamiento de autismo para Simón”, “Matías consigue que el asesino de su familia no tenga más salidas transitorias”, son sólo algunos de los títulos que aparecen señalados con la etiqueta roja de: ¡Victoria!

Carola Cinto

Algo que empezó como un pasatiempo, hoy ocupa la mayor parte de mi día. Me gusta escribir sobre Sociedad y disfruto de hacer Entrevistas. Soy Licenciada en Relaciones Internacionales