Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Moda

Sao Paulo Fashion Week, un invierno 2013 muy europeo

Por Eva Luna

Si en junio veíamos las colecciones de primavera-verano 2012 en Sao Paulo Fashion Week, ahora es el turno de apreciar las propuestas para el invierno 2013. Ajustándose al calendario internacional, la 34 edición de la pasarela paulista se adelantó, y de aquí en más marzo y octubre serán los meses en que se llevará a cabo esta semana de la moda (tradicionalmente era en enero y julio).

Para esta ocasión, la inspiración general fue más europea, resignando un poco la idiosincrasia brasileña que nos tenía acostumbrados –una tendencia que ya se veía venir a principios de año– y que, con sus referencias tropicales y folclóricas, no sólo supo ser motivo de admiración, sino también colocó a la moda del país vecino como una de las más vanguardistas de Latinoamérica.

A continuación, repasamos los desfiles más destacados de los 21 que reunió la fashion week carioca.

OSKLEN. Con no más de 60 personas y con un minimalismo absoluto en la pasarela, Oskar Metsavaht presentó una colección que conjuga la sofisticación del Aspen de los 60 con la naturaleza áspera de la Patagonia argentina. Líneas claras y cortes limpios, además de una armoniosa paleta que oscila entre el blanco, negro, oro alpaca y rojo carmesí, componen piezas de todo tipo de piel (alpaca, oveja, cuero), tejidos de lana italiana, prendas de gamuza, neopreno, jacquard y sedas. Todo bajo el sello “e-fabrics”, creado por el diseñador y su equipo para la fabricación bajo criterios de desarrollo sostenible y en conjunto con artesanos brasileños. Una propuesta bien abrigada para hombres y mujeres de un país al que siempre asociamos con el calor.

RONALDO FRAGA. El diseñador buscó interpretar los fundamentos del mundo a través de su colección inspirada en el libro “ô fim do cem, fim…” de Paulo Marques Oliveira. Caminando sobre luces circulares que formaban una pasarela, las modelos fueron pasando vestidos cortos de seda Shantung, pantalones de chándal y otras prendas en lino y algodón jacquard. Colores como berenjena, hueso,  violeta, rosa, rojo, blanco, azul, verde y negro se mezclaron entre estampados triangulares, circulares, con dibujos y de otros motivos, tiñiendo formas de volúmenes redondeados, holgados, pero femeninos.

FH BY FAUSE HATEN. Con una banda en vivo, el desfile mostró una colección que de pocos colores (rojo, negro, blanco y rosa), pero exuberante en las líneas. El diseñador se inspiró en los patinadores sobre hielo, y lo reinterpretó a su manera a través de una abundancia de lentejuelas, tules y piel, capas, hombros pronunciados y transparencias. Una colección atrevida y sensual.

TUFI DUEK. La top Isabeli Fontana abrió la pasada y la oscuridad  de “Los pájaros” del magnífico Alfred Hitchcock  se hizo realidad. Inspirado en esta película, Eduardo Pombal creó una colección sexy y sofisticada, digna de una femme fatale. Con marcados aires de las décadas del 50 y 60, guantes de cuero y sandalias con la parte delantera entretejida acompañaron estilismos de encajes, plumas, lurex, lana y lentejuelas. Corses, escotes corazón, vestidos strapless, faldas lápiz, pantalones de pata ancha, cuellos de tortuga y sastrería finísima completaron la propuesta. Escasos, los colores fueron del negro, que abarca la mayor parte de las piezas,  tonalidades de rojo, verdes oscuro y hasta algunos tintes de morado y blanco.

TRITÓN. Con Magda Laguinge, una de las modelos argentinas de mayor proyección internacional, el desfile de la marca se llenó de energía juvenil. La directora creativa, Karen Fuke, trabajó en el juego entre grandes proporciones y prendas mini, y con las reminiscencias militares. Maxi abrigos, pantalones anchos, faldas con aperturas pronunciadas, trajes en bloques de colores, minifaldas, shorts. La naturaleza apareció en los pocos estampados de la propuesta y la mayoría en tonos verdes. Otros colores que completaron la colección fueron los distintos tipos de grises, negro, rojo, blanco y azul.

ELLUS. A través de un desfile signado por la temática policial, con una tropa de hombres vestidos como oficiales en el centro de la pasarela, y al ritmo de “Behind the wheel” de Depeche Mode, la colección de Adriana Bozón para la marca presentó un clima fetichista. El cuero, el latex, los hilos de metal, las transparencias y las gorras de los modelos respondieron a esa inspiración. Si bien el negro fue el punto de partida, el rojo, el gris, el azul y el amarillo también formaron parte de la propuesta.

COLCCI. La firma más urbana de toda la pasarela paulista presentó una colección militarizada, con conjuntos que representan uniformes femeninos para las mujeres (como lo demostró Alessandra Ambrosio, quien abrió el desfile), y otros que realzaban la masculinidad para los hombres. Por supuesto, el verde militar fue el color más utilizado, aunque también hubo gris, negro, rojo Burdeos y azul marino. Faldas plisadas, chaquetas, camperas de cuero, abrigos en bloques, pantalones capri y hasta bermudas conformaron la propuesta.

GLORIA COEHLO. Varias fueron las inspiraciones de la diseñadora para su colección de invierno. La primera, las obras geométricas de la pintora ruso-francesa Sonia Delaunay, que se vio en vestidos ligeros, transparentes y con juegos de figuras. La segunda fue la dualidad masculino/femenino, en conjuntos de pantalones, camisas y chaquetas de distintas texturas y cortes. La famosa aplicación fotográfica y red social Instagram fue la tercera, con imágenes bordadas en tules. Por último, el poder del amor, donde las aplicaciones de pedrería cumplieron una gran función en atuendos monocromáticos.

ALEXANDRE HERCHCOVITCH. El diseñador introdujo las flores en su colección femenina, poética, pero aquellas no eran románticas o suaves, como se las suele considerar, sino extrañas y de volúmenes grandes. Por otra parte, el guiño a la tendencia europea apareció en el primer atuendo, un vestido con la cintura peplum que tanto se vio en las temporadas pasadas en las capitales de la moda, y que aquí cumplió la función de pétalo. Sedas, lanas de piel de ante, muselinas, gasas y satén estaban combinadas con cristales y perlas. Faldas y vestidos por debajo de las rodillas, ceñidos y destacando la silueta femenina. Blanco, rojo, lila, naranja, tonos tierra, verdes y nude completaron las prendas.

Eva Luna

Editora de la sección Moda. Se mete de lleno en el universo de las marcas más prestigiosas del mundo y con estilo personal -único- viste de gala las páginas de N&W.