Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Entrevistas Sociedad Visuales

Sin colores en la piel: la cruda realidad de los albinos en África

Por Carola Cinto

Todos somos diferentes. Pero a veces, ser diferente puede resultar peligroso. Eso les sucede a 1 de cada 4.000 habitantes en Tanzania que, por una mueca del destino, nacen sin pigmentación en ojos, piel y cabello. Contrariamente a lo que muchos creen, la falta de pigmentación en la piel no es una enfermedad: es una mutación genética. Así como algunos nacemos con ojos celestes o marrones, rubios o morochos, altos o flacos, ellos: nacen albinos.

 

Su piel y sus ojos son alérgicos a la luz del sol. Los rayos ultravioletas provocan que el 60% se quede sin visión a los 16 años y que, con una certeza espeluznante, desarrollen cáncer antes de los 30 años. Más allá del capricho de la naturaleza, los albinos intentan sobrevivir.

Una vez que logran hacerse de sombreros y cremas protectoras para cuidar su piel, deben también huir de la «caza». Brujos y hechiceros utilizan sus extremidades para preparar pócimas o sustancias que atraen la «suerte». En los últimos años, al menos 166 han sido asesinados y más de 273 asaltadas en 25 países africanos. Se los conoce como «diablos blancos» y se cree que no son humanos: vivos se los considera un tabú y portadores de maldiciones, pero muertos son el mejor amuleto contra la muerte.

Los capturan. Si son piadosos, sólo les cortan sus brazos y piernas. Si no lo son, los descuartizan. Por una lotería del destino, un número cambiado en su ADN, por fortuna o desgracia, más de 100 albinos nacen para morir desangrados.

Ana Palacios es fotoperiodista, nacida en Zaragoza y una excelente contadora de historias. La intención detrás de sus trabajos siempre fue la misma: hacer visibles situaciones de vulnerabilidad, intentando llevar un poco de optimismo y esperanza a quiénes están en dichas circunstancias. Esta vocación surgió luego de trabajar muchos años con estrellas de cine de Hollywood: «era muy divertido, interesante y fabuloso; pero al final del día me dejaba un vacío enorme«.

En el marco de su labor visitó, en varias ocasiones, el refugio de albinos Kabanga en Tanzania. Este lugar funciona gracias a la labor de AIPC Pandora: una ONG que busca desarrollar la cooperación a partir de la educación, la sensibilización, la solidaridad y la aceptación. Como resultado, «Albino» salió a la luz y se encuentra de gira por toda España.

¿Cómo es un día dentro de Kabanga?

En mi primera visita a Kabanga, un refugio de albinos construido por el gobierno para protegerlos de los asesinos, pensé que iba a encontrar a personas huidizas y aterrorizadas, que se esconderían al ver llegar a unos extraños por desconfianza. Sin embargo, cuando se abrió la verja del refugio, vi a un montón de niños corriendo abalanzándose sobre mí para abrazarme, tomarme el pelo y llevarme al patio para jugar con ellos. Fue un gran aprendizaje: los niños son niños allá donde estén y sean cuales sean sus circunstancias.

La rutina dentro del centro era tranquila, podría ser igual que en cualquier otra aldea tanzana, de no ser porque están dentro de unos muros: las mujeres cocinan, lavan la ropa, recogen las verduras del huerto, atienden la pequeña granja, los niños van a la escuela, juegan y charlan animadamente.

Vos que estuviste conviviendo con ellos un mes, ¿qué es lo verdaderamente mágico de estas personas?

Fue un mes en 2012, mi primer viaje, pero luego hubo más. Albino surge de condensar cuatro años de trabajo documentando a esta comunidad tan vulnerable. Tres viajes a distintos puntos de Tanzania, cuatro exposiciones, y casi una veintena reportajes publicados sobre el tema, merecía la pena unirlos en un solo discurso para visibilizar que el verdadero enemigo de estas personas es el sol.

Lo verdaderamente mágico es su fuerza. Fuerza para luchar por la igualdad y la comprensión de que ellos, a pesar de su color de piel, son como los demás y no merecen esa discriminación ni ese trato diferente.

¿Cómo te recibieron? ¿Y a tu cámara?

Me recibieron con agrado porque iba de la mano de una ONG. Me interesa convivir con las personas que fotografío durante semanas porque me gusta conocer sus historias de vida desde dentro. Al segundo día, me olvido de que ellos tienen ese grave problema y pasan a ser personas tridimensionales, con su personalidad, sus virtudes y sus defectos. Ellos se olvidan de que yo estoy allí haciendo fotos y se desarrollan lazos personales que son los que me unen como un cordón umbilical al proyecto a mi vuelta a Madrid. Esas personas son las que luego hacen que mis fotos o mis artículos tengan más humanidad y no parezcan solo una nota de agencia, aséptica y distante, y eso es porque me llegan a importar de verdad.

¿Cuál es la mayor carencia o necesidad que tienen como comunidad?

La más urgente es la de atajar las persecuciones penalizando con firmeza a los cazarrecompensas. Estos los raptan para mutilarlos y entregar a los brujos partes de sus cuerpos como ingrediente para hacer pócimas de buena suerte.

Por otra parte, la sensibilidad en la piel hace que, si no se protegen, desarrollen un cáncer de piel desde muy niños y su esperanza de vida se vea reducida. La baja visión hace que no vean la pizarra en el cole, con lo cual no acceden a secundaria por la falta de colegios especiales, con lo cual tienen peor formación para acceder al mundo laboral. Por eso, en general, terminan en trabajos peor retribuidos y con menor reconocimiento social.

Los problemas sociales y las supersticiones hacen que sean personas discriminadas, segregadas, acomplejadas y sin seguridad en ellos mismos. Eso desencadena muchos problemas personales.  Todo “resta”.

¿Cuáles fueron las primeras reacciones frente a las fotografías?¿Provocaron algún tipo de gesto por parte de ONG’s u otros organismos?

Positivas porque la difusión de un problema siempre es una ayuda. Los albinos necesitan protegerse del sol, pero los fotoprotectores, los gorros con ala ancha, las prendas de manga larga o las gafas con filtro solar… son caros. Estos son bienes de lujo inalcanzables para personas que apenas pueden permitirse comer. Por si fuera poco, muchas veces, ni siquiera saben que deben protegerse del sol. No se trata solo de la carencia de medios económicos, hay que incidir en las claves fundamentales para la prevención: educación y sensibilización.

Albino ayuda a través de la ONG África Directo a impulsar el proyecto Kilisun, que consiste en la fabricación de fotoprotectores de manera local y sostenible, distribuidos gratuitamente a mas de 2.300 albinos al que acompaña un proyecto educativo llevado a cabo con clínicas móviles para educar sobre la necesidad de la prevención hasta en las aldeas mas remotas de Tanzania.

 

 

«Black Man, White Skin» en Netflix

Black Man, White Skin es un documental que retrata de manera profunda la realidad de los albinos tanto en África como en Europa. Con imágenes fuertes, demuestra la importancia de la ayuda médica de profesionales españoles que, dos veces al año, viajan a Tanzania para practicar cirugías sobre los casos más avanzados de cáncer en la comunidad albina. También reflexiona sobre la importancia de una educación responsable, mediante la cuál se concientice a la sociedad y se logre la integración total de los niños albinos a sus comunidades.

 

 

Carola Cinto

Algo que empezó como un pasatiempo, hoy ocupa la mayor parte de mi día. Me gusta escribir sobre Sociedad y disfruto de hacer Entrevistas. Soy Licenciada en Relaciones Internacionales