Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Slash: Un verdadero Guitar Hero

Por Exequiel Carrizo

| Por Exequiel Carrizo @ExeCarrizo

Esta es mi anécdota de todo, absolutamente todo lo que viví en el día de ayer.

Sudor en la manos, cosquillas y ruidos en el estómago. Mis piernas tiemblas hasta no parar de moverse… Y me parece que esa noche calurosa del 2007 que ví a ese ruludo con galera por primera vez y tan cerca, hoy, no se compara con NADA.

A menos de 12 horas de verlo de nuevo, mis nervios eran indescriptibles,  mucho peor de lo que fue haber entrado por primera vez a un examen final oral. Así fue que decidí ir rumbo al hotel donde podía llegar a estar Slash. No sabía si iba a estar, pero aunque sea iba a ir a intentarlo y así sacarme la duda.

Pasado el mediodía, me acerque al Sheraton Córdoba y entonces sucedió: estuve a menos de un metro de él, no lo podía creer. La persona que me había influenciado en la música desde que tengo 15 años estaba a metros de mi y era una persona más, como cualquiera.

Cansado, volví al centro para cambiarme. Regresé rápido al Orfeo Superdomo pensado que llegaba tarde (Slash en los últimos dos recitales empezó puntual) ya que la cita era a las 21:30.

Entré al estadio, no había tanta gente y ya había comenzado a tocar la banda de Buenos Aires, Coverheads. Hacen covers exclusivamente, donde le dan su toque haciéndolo en español y algunos estribillos en su versión original, ingles.

De repente se hicieron aproximadamente las 21:40 y se apagaron las luces. Gritos aclamando a esa leyenda con su gran Les Paul a la altura de la cintura.  Y de repente largó el primer acorde, Ghost fue el inicio de una noche inolvidable.

Después largó con Meanbone. Terminado ese tema Myles Kennedy invita al público con «are you ready to ride the night train?«; en ese momento enloquecí, me teletransporté al ’93 donde largaba ese frío 17 de Julio en River Plate donde habría por última vez la formación cuasi original de Guns N’ Roses.

El momento que tanto había esperado llegó y fue de la mano de Rocket Queen. Anteriormente la había escuchado por parte de la nueva legión de New Guns N’ Roses, pero mucho no me gustó. Aqui fue donde mis primeras lágrimas comenzaron a brotar de mi cara.

Después comenzaron la seguidilla de recuerdos de sus anteriores proyectos, Been There Lately de Slash’s Snakepit y Sucker Train Blues de Velvet Revolver.

Momentos geniales fueron cuando Slash empezó a zapar Vodoo Child y la siguió con Civil War, hermoso tema. Parecía que no terminaba más el show, tampoco quería. Estaba a tan solo un metro de él, saltando, pogeando, todo transpirado.

El momento épico fue cuando tocó el tema tan esperado de la noche y por años, por algunos fans como nosotros. Sweet Child O’ Mine, fue el momento en que todo el Orfeo cayó a los pies del ruludo con su remera «Psycho Bitches«.

Por algunos momentos de la noche se acercó Slash a pronunciar algunas palabras antes de interpretar varios temas, alguno que otro «Chee», «Cómo están?» y un masivo apoyo de un «Ole, Ole Ole Olee… Slash, Slash».

Momento donde volvieron a brotar mis lágrimas fue en Patience, ¡qué tema! ¡Cuanto sentimiento! Definitivamente podía escuchar a todo el estadio cantar al coro «just a little patience»

Los bises que hicieron fueron una maratón de adrenalina directo al corazón de cada gunner y es que no hubo mejor manera de terminar el recital que calentar el pogo con Mr. Brownstone (recuerdo de ese recital con Velvet Revolver alla por el 2007…) y terminar con un gran Paradise City. En medio del pogo masivo en el medio del campo VIP, si veían a una persona mirando al techo y levantando las manos, era yo, ya había llegado a mi paraiso.

Apenas terminó el show, me fui corriendo con las pocas fuerzas que me quedaba al hotel del Dinosaurio Mall, donde se estaba hospedando Slash con toda su crew para ver si no amagaba esta vez y llegaba a conseguir un autógrafo de él.

Se hacían la una y media de la madrugada y no había respuesta, hasta que aparece una combi blanca, habían unas 20 personas con nosotros con los mismos deseos, llevarse un pequeñísimo recuerdo de Slash. Los guardias de seguridad nos sacaron diciendo que estaba enfermo. Estuvimos esperando unos 30 minutos más y, de repente, apareció un guardia personal de Slash diciéndonos que hicieramos una fila que iba a salir a firmar, nada de fotos porque se sentía mal.

Y fue así, allí toqué el cielo con las manos, formado segundo en la fila, lo veo salir con una remera roja, gorra con rulos al viento, una campera de cuero (¡QUÉ BUENA CAMPERA!). Se sentó y comenzó a firmar autógrafos.

Lo único que me salió en ese momento fue «Hi Slash, thanks for coming to Córdoba. We really appreciate», su respuesta fue «Oh, thanks for the support, see you next time» sonriendo me entregó el autógrafo y me dio la mano.

Ese fue el cierre que tanto había soñado. Un conjunto de sensasiones pasaban por mi cabeza una y otra vez, no lo podía creer.

Y fue así donde mi noche terminó a las 2:30 aproximadamente, donde pude volver a mi casa tranquilo y completo.

Aca algunas fotos y mis recuerditos jeje

¡keep rockin’ Slash!

 

 

Exequiel Carrizo

Jóven, inquieto, inquietante. Imposible de atar. Rockero desde la cuna, sanjuanino y sincero. Prolijo, atento. La sangre, la guitarra y Negro&White. El corazón manda.